Pantallas táctiles por infrarrojo

El sistema más antiguo y fácil de entender es el sistema por infrarrojos. En los bordes de la pantalla, en la cascara de la misma, existen unos emisores y receptores de infrarrojos. En un lado de la pantalla están los emisores y en el contrario están los receptores. Tenemos una matríz de rayos infrarrojos vertical y horizontal. Al pulsar con el dedo o con cualquier objeto, sobre la pantalla interrumpimos un haz infrarrojo vertical y otro horizontal. El ordenador detecta que rayos han sido interrumpidos, conoce de este modo dónde hemos pulsado y actúa en concecuencia.


Este sistema tiene la ventajaa de la simplicidad y de no oscurecer la pantalla, pero tiene claras desventajas; son caras y voluminosas, muy sencible a la suciedad y pueden detectar fácilmente falsas pulsaciones (una mosca que se pose, por ejemplo)

1 comentario: